Angola: Carlos Feijó niega haber comprado un doctorado a cambio de diamantes en Portugal

0
438
Los académicos angoleños niegan categóricamente haber «comprado» títulos de doctorado en un esquema que supuestamente involucraba a Bacelar Gouveia. Se sospecha que el académico portugués ha “vendido” valores a cambio de contrapartes.

El abogado angoleño Carlos Feijó desmintió este lunes (28.12) con todas las cartas que forman parte de la presunta red de corrupción, en el ámbito del proceso judicial que investiga el portugués Jorge Bacelar Gouveia. Se sospecha que el académico ha facilitado la concesión de títulos de doctorado a estudiantes de algunos de los países africanos de habla portuguesa (PALOP), a cambio de beneficios económicos.

El profesor, uno de los abogados más destacados de Angola, cuestiona el proceso en curso en Portugal y la posible compra de favores que involucran su nombre. El profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Agostinho Neto explica que obtuvo su doctorado en Portugal, en la Facultad de Derecho de la Universidad Nueva de Lisboa.

“Defendí la tesis el 16 de septiembre de 2011. Antes, asistí al Ph.D. y máster en 1997, de la Nueva Universidad de Lisboa, al que fui admitido por un jurado ”, explica a DW Africa.

El abogado angoleño garantiza que la prueba fue pública y que el jurado estuvo integrado por los profesores Freitas do Amaral, Marcelo Rebelo de Sousa, João Coupers, Armando Marques Guedes, Gomes Canotiho, José Octávio Serra Van-dúnem y Bacelar Gouveia.

Tres de ellos son los principales argumentos: Marcelo Rebelo de Sousa, João Coupers y Armando Marques Guedes. Señala que en las pruebas públicas del 16 de septiembre de 2011, el citado jurado votó por unanimidad la puntuación máxima permitida por la ley portuguesa, habiendo sido “aprobada con distinción y elogio y por unanimidad.

La investigación debe sacar las consecuencias necesarias

“Cualquiera que quiera cuestionar mi Ph.D., quien quiera vincular mi Ph.D. a lo que está pasando en materia de investigación con el profesor Bacelar Gouveia tendré que preguntar, al menos, a las personas que están vivas y que hicieron los tres argumentos principales: el profesor Armando Marques Guedes, João Coupers y Marcelo Rebelo de Sousa me han dado el top marcas por la influencia fraudulenta del profesor Bacelar Gouveia ”, advierte.

Carlos Feijó dice que la investigación debe sacar las consecuencias necesarias, habiendo garantizado que hizo su doctorado. con todas las reglas y garantías de imparcialidad en Portugal. Feijó plantea una serie de interrogantes.

“¿Está diciendo que, por ejemplo, el profesor Marcelo Rebelo de Sousa, que fue el principal argumento de mi tesis, también se corrompió? ¿Está diciendo que el profesor João Coupers, que es vicepresidente del Tribunal Constitucional de Portugal y que fue uno de los argumentos de mi tesis, también fue corrupto? Y el profesor Marques Guedes también fue un argumento, ¿¡también estaba corrompido !? Es necesario eliminar estas consecuencias ”.

Feijó insiste en que su doctorado no se obtuvo de manera fraudulenta, a cambio de contrapartes o diamantes y que ni siquiera ayudó a los estudiantes angoleños a obtener doctorados falsos.

Destaca que no encaja entre los presuntos estudiantes angoleños y mozambiqueños a los que apunta. Y, precisamente, tampoco encaja en la situación que se acusa a Bacelar Gouveia de otorgar doctorados recientes realizados bajo protocolos de cooperación entre la Universidad Agostinho Neto y la contraparte portuguesa.

Feijó dice que Gouveia nunca fue su maestro

Dado que Freitas do Amaral ha fallecido, el profesor angoleño pide confirmar con Gomes Canotilho y José Serra Van-Dúnem si su doctorado cumple con los estándares de “exigencia, rigor e imparcialidad”.

Carlos Feijó confiesa que no comprende este intento de vincular su nombre a la situación que vive Bacelar Gouveia cuando no era su profesor en la licenciatura ni en el programa de maestría y en el doctorado. Y dice que no es “profesor titular de pajarera”.

“Estoy siguiendo una carrera académica de larga data. Es una inversión que he realizado durante todo este período de tiempo. Abandoné funciones públicas y políticas relevantes para dedicarme exclusivamente a lo académico y docente. Hace ocho años, una vez más, abandoné cualquier función política y pública, o más bien cualquier función en el Estado, para dedicarme a la vida académica y privada ”, explica.

A su vez, “fue con gran admiración y asombro” que Eduardo Sambo vio citado su nombre entre los alumnos que se habrán beneficiado del proceso que involucra a Bacelar Gouveia. El académico angoleño explica que no hizo un doctorado. en la Universidad Nueva de Lisboa.

“No hice un doctorado. ya sea en Luanda o en Portugal. […] Me licencié en la Universidad Agostinho Neto. Hice mi maestría en la Universidad Clásica de Lisboa, no en Nova. Hice mi maestría en la Universidad Clásica de Lisboa en 1997 y realicé mi doctorado en la Universidad de La Habana, Cuba. Entonces no veo qué conexión puedo tener con estos temas que se están poniendo ahí, que gravitan hacia la cooperación entre la Universidad Nueva de Lisboa y la Universidad Agostinho Neto. Me gustaría saber de dónde viene mi nombre y por qué. ”Dice Sambo.

Sambo elimina cualquier tipo de fraude de su proceso

Eduardo Sambo, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Agostinho Neto durante unos 40 años, dice que conoce a Bacelar Gouveia, un académico respetado en Portugal y Angola y al nivel de toda la comunidad de habla portuguesa.

Eduardo Sambo sostiene que “es muy difícil crear situaciones de fraude en este tipo de circunstancias”. Asume que él y Carlos Feijó, mencionado en una lista de presuntos estudiantes beneficiarios de títulos de doctorado, están lo más lejos posible de cualquier situación de sospecha y fraude.

DW preguntó al académico si cree, a la luz de los registros realizados por la Policía Judicial portuguesa en la Facultad de Derecho de la Universidad Nueva de Lisboa, que la Fiscalía General también debería abrir una investigación para investigar este caso.

“La Fiscalía no ve a ningún angoleño con títulos sospechosos. No. Si no hay violaciones de derechos, creo que el Fiscal General de la República de Angola tiene mucho de qué preocuparse y, naturalmente, no interviene en situaciones de esta naturaleza ”, respondió.

Por otro lado, Sambo considera que se cuestiona la cooperación que ha sido “extremadamente válida” entre Portugal y Angola, es decir, entre la Universidad Nueva de Lisboa y la Universidad Agostinho Neto.

Las sospechas de corrupción surgen, en el contexto del proceso “Tutti Frutti”, cuando la Policía Judicial portuguesa interceptó, en 2017, conversaciones telefónicas entre Bacelar Gouveia y el exdiputado socialdemócrata Sérgio Azevedo, su alumno en la Universidad Nueva de Lisboa. 

DW Africa 

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentários
Inline Feedbacks
View all comments