Inglaterra: Unitel abre demanda en Londres para recuperar deuda de más de 350 millones de euros con Isabel dos Santos

0
225

La empresa de telecomunicaciones Unitel inició una demanda en Londres contra Unitel International Holdings (UIH), propiedad de la empresaria angoleña Isabel dos Santos, para recuperar una deuda de más de 350 millones de euros.

La denuncia de 26 de octubre, consultada por la agencia Lusa, reclama la devolución de siete préstamos otorgados entre mayo de 2012 y agosto de 2013 de Unitel a UIH que, subraya, “a pesar de su nombre, no tiene vinculación comercial ni afiliación con Unitel ”.

Unitel afirma que UIH adeuda 325.305.539 euros y 43.937.301 dólares (unos 37 millones de euros), más intereses de demora.

Según el documento presentado a la División de Comercio del Tribunal Superior de Londres [Tribunal Superior], los préstamos estaban destinados a financiar la compra de acciones del operador portugués de telecomunicaciones Zon, la adquisición de T + Telecomunicações en Cabo Verde y la inversión en Unitel en San Tome y Principe.

El último de los préstamos sirvió para que UIH complete las operaciones en el ámbito de la fusión de Zon con Optimus, de Sonaecom, tras lo cual UIH ahora posee el 32,65% de las acciones de ZOPT, holding que, a su vez, ahora controla. 52,15% de Zon.

En agosto, Sonaecom anunció que había llegado a un acuerdo con la empresaria angoleña Isabel do Santos para disolver la ZOPT, tras la detención de la hija del expresidente angoleño José Eduardo dos Santos por la justicia portuguesa, desencadenada por el caso “Luanda Leaks”.

Unitel afirma que la transacción, así como el desvío de pagos de dividendos por parte de NOS, drenó a UIH de capital o fuentes de ingresos.

“El acuerdo para disolver la ZOPT imposibilita a UIH para cumplir con sus obligaciones” en términos de garantías sobre préstamos y “imposibilita o impide que Unitel haga cumplir” esas garantías, se lee en la denuncia.

Isabel dos Santos rechazó previamente haber recibido transferencias injustificadas de Unitel, garantizando, a su vez, ser acreedor del operador que supuestamente no habrá devuelto un préstamo que obtuvo de Vidatel Ltd.

Unitel negó la existencia de esta deuda, reconociendo que Vidatel tiene dividendos por recibir, los cuales no fueron transferidos debido a la incautación ordenada por el Juzgado de Luanda a las participaciones de Isabel dos Santos en varias empresas angoleñas.

En diciembre de 2019, la Audiencia Provincial de Luanda ordenó la incautación preventiva de los activos de Isabel dos Santos y Sindika Dokolo, su esposo, incluidas nueve empresas en las que participa la empresaria, incluida la cervecera Sodiba, Condis, titular de la la cadena de hipermercados Candando, el operador de televisión Zap Media y la cementera Cimangola.

Hasta enero de este año, Unitel estaba controlada por cuatro accionistas, cada uno con un 25%: PT Ventures (propiedad de la empresa brasileña Oi), la petrolera estatal Sonangol, Vidatel (de Isabel dos Santos) y Geni (de general Leopoldino “Dino” Fragoso do Nascimento).

El 26 de enero, Sonangol compró la posición de PT Ventures por 1.000 millones de dólares (900 millones de euros), convirtiéndose en el mayor accionista del operador angoleño.

El 19 de enero, el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación reveló más de 715 mil expedientes, denominados “Luanda Leaks”, que detallan supuestos esquemas financieros que pudieron haber permitido a Isabel dos Santos y su esposo, Sindika Dokolo, quienes en tanto, se retiraron dinero del erario público angoleño a través de paraísos fiscales.

Según el Fiscal General de Angola, varios procesos civiles y penales están en curso contra Isabel dos Santos, en los que el Estado reclama valores superiores a los cinco mil millones de dólares (4.6 mil millones de euros).

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentários
Inline Feedbacks
View all comments